miércoles, 10 de septiembre de 2008

Ponele, que no pasó nada.

Acá estoy. Suelta, que no es poco. Todavía intendando recuperarme de lo de la bombacha y algunos acontecimientos mas, que son (también) penosos.
Estoy pensando MUY seriamente en empezar a tomar fosfovita, o algo por el estilo.
No recuerdo conversaciones que mantuve el día anterior.
La gente me mira mas raro que antes.
Y encima, sin querer queriendo, desaté una guerra en mi oficina.
Pero bueno, vos ponele que no pasa nada...

7 comentarios:

Cookie dijo...

Manos al bolsillo, vista al techo y a silbar con disimulo...

Café con tostadas dijo...

Ay, mujer... días raros los suyos! Ha probado con dormir un poco? A mi me funciona la mayoría de las veces...
Éxitos con el disimulo! La técnica de Cookie puede resultar espléndida.

Dos dijo...

No se caliente, total mañana se olvida (?)

Pau dijo...

Eso se llama falta de vacaciones. A mi me está pasando lo mismo :(

Gioconda dijo...

Jajaja qué te anda pasando nena???
Bueno, voy a leer los otros posts para enterarme.

Besote!!

Asterisco dijo...

¿¿El link a mi blog es "Gabi"??

Jeje...

(¡gracias por el link, anyway!)

Lucas.- dijo...

jajaja.. me pasa todo el timpo.. jaja.. nada... tenés que sonreir más.. luego la gente que tiene dos neuronas comienza a pensar que estás loca...

los mogólicos, te ponen carita de todo bien..

jaja... es buenisssimo!! jaja..
beso.